Sobras y restos


Identidad,
difusa palabra.
Quién puede poner nombre al ser,
al sentir.

Ni tu sexo.
Ni tu peso.
Ni tu color.
Ni tu género.

Para ser tú
libre y feliz
tienes que quererte.

Sin importar lo que miren
lo que digan
lo que piensen.
Sin miedo a nada.

Y aunque hagan pedazos
nuestro cuerpo
nuestras almas,
nos recompondremos.

Porque no estamos abandonados a nuestra suerte.
Somos muchos.
Somos fuertes.


"Con las sobras, con los restos, el racismo, la misoginia,
el capacitismo o la homofobia nos hicieron pedacitos,
pero luego nos recompusimos y nos hicimos más fuertes".
Chenta Tsai Tseng PUTOCHINOMARICÓN.

Comentarios

Entradas más vistas